El hombre que vendió la torre Eiffel

Víctor Lustig logró estafar a un chatarrero tras convencerle de que el monumento iba a ser derribado. Volvió a engañarle al exigir un pago adicional para sobornar a un ministro. Consiguió timar al mismo Al Capone y acabó sus días en Alcatraz tras ser condenado a 20 años por la delación de una amante

Origen: El hombre que vendió la torre Eiffel.

Estafadores hay a montones, pero este se la comió.

Deja un comentario