La solidaridad latinoamericana con la caravana. Por Zoé Valdés

El Muro humano mexicano, ahí está, en Tijuana. Cuánta solidaridad latinoamericana ¿’noveldá’? Los colombianos negados a recibir a más venezolanos y quemándoles los pasaportes, los ecuatorianos queriendo quemarlos vivos, y ahora en Tijuana negándose a recibir a ¿cómo es que los llaman? “Invasores”. Y defendiendo su tierra a sangre y fuego.

Yo, a la caravana, en lugar de meterse en esos países, con el objetivo de colarse ilegalmente en ese “horrendo país” que ellos mismos tanto detestan: Estados Unidos, les aconsejaría que fueran directamente hacia el paraíso castrista de Cuba. Allí, al no ser cubanos, seguramente los tratarán de maravilla, como tratan a los extranjeros y además tendrán -según la propaganda- Educación y Salud gratis. Que prueben. Total, nada perderán; y ya verán lo buenos anfitriones que son los cubanos cuando se ven obligados, bajo órdenes, de serlo, que hasta entregan a sus mujeres e hijas, en sus colchones mismos, con tal de no buscarse problemas con el “gobierno”.

Et voilà!

Zoé Milagros Valdés Martínez

 

2 respuestas para “La solidaridad latinoamericana con la caravana. Por Zoé Valdés”

  1. Opiono que esas «caravanas» (hordas invasoras para mi) han sido organizadas, alentadas y financiadas por los castristas con el fin de destabilizar la Sociedad estadounidense. Pero no saldrán con la suya. Gracias.

Deja un comentario