Lo peor del exilio. Por Zoé Valdés

Lo peor del exilio es soñar con que tu madre vive, y risueña, juega a ganarte en las adivinanzas. Lo peor del exilio es despertar y comprobar la cruel realidad de que no es así. Después pasas largas horas y días en una parálisis interior peor que la muerte.

Hoy es uno de esos días…

Hoy es uno de esos días en que no puedo con nada. Fabricaría yo misma los drones, los lanzaría en Aquella Mojoneta, conmigo dentro.

Bah.

Zoé Valdés.

Anuncios

3 Replies to “Lo peor del exilio. Por Zoé Valdés”

  1. Por eso no hay manera de hacer que los miserables responsables del desastre paguen, porque el crimen ha sido demasiado grande, y no hay castigo humanamente posible que sea suficiente para hacerlos pagar.

    Me gusta

  2. A veces despierto en la madrugada creyendo que la policía viene por mi.Aunque han pasado veinte años de no vivir en Cuba, la horrible pesadilla del castrismo me invade.
    Me robaron mis sueños,mis energías,mi esperanza.
    Yo también tengo días horribles y no son pocos por cierto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.