Bochorno en Davos. Por Luis Ventoso

Sánchez, incapaz dereconocer a Guaidó frentea un dictador de libro

Origen: Bochorno en Davos

Una respuesta para “Bochorno en Davos. Por Luis Ventoso”

  1. El problema es que un sinvergüenza no puede sentir bochorno ni le importa hacer algo bochornoso.

Deja un comentario