Lo que no quieren ver. Por Ramón Muñoz Yanes

Lo que no quieren ver.
Venezuela es hoy un estado fallido, un narcoestado manejado por una banda de delincuentes, dónde toda institución oficial es falsa y no es otra cosa que una prolongación de la élite delictiva. Venezuela no tiene otra solución que no sea la vía militar, lo saben todos, pero nadie lo dice.
Sin embargo, Venezuela no pasa de ser otra cosa que el ejemplo del siglo XXI para el mundo, para los olvidadizos y todos aquellos que miran hacia el otro lado, del grado de letalidad social que tiene la ideología comunista, que no es otra cosa que el saqueo sistemático de los pueblos, por una pandilla de delincuentes.
Venezuela es solo una metástasis, el cáncer primario está en Cuba, que se ha encargado de crear las infraestructuras necesarias para expoliar los recursos de las naciones latinoamericanas de manera encubierta e incluso disponiendo del narcotráfico, como un recurso más para socavar la democracia del área.
¿Quién creó a Hugo Chávez? ¿Quién fortaleció la imagen del golpista venezolano?¿Han olvidado que la universidad de La Habana le concedió un Doctorado Honoris Causa ante la prensa internacional? Cada muerto en Venezuela, cada niño hambriento y famélico que pasea por Caracas, cada emigrante del pueblo de Bolívar, tiene su origen en las instalaciones del Comité Central de P.C.C. en La Habana.
El pueblo de Cuba ya no existe, le fusilaron arteramente los principios a través de infancias y generaciones sucesivas controladas por la miseria como política de estado. El cubano no existe como nación, le aislaron, le minaron la familia, le convirtieron en un animal solitario, capaz de pasar por alto la miseria de sus compatriotas, su hambre personal y su estómago es su razón de vida. Cuba ya no es un país, es la sede del grupo de delincuentes más peligrosos del hemisferio occidental y que cargan con cientos de miles de muertos a sus espaldas en varios continentes.
Mientras el verde olivo domine Cuba, el mundo estará expuesto al crimen, pero sobre todo Latinoamérica, ni siquiera los Estados Unidos están libres de ese mal taimado que los acecha.
No lo quieren ver, pero lo saben. Venezuela tan sólo es la última de las víctimas, llamativa por su otrora riqueza, pero es innegablemente un cadáver más a manos de las bestias de La Habana.
R.Muñoz.

Anuncios

One Reply to “Lo que no quieren ver. Por Ramón Muñoz Yanes”

  1. Claro que no quieren ver, aunque lo saben perfectamente hace muchísimo tiempo. Ni siquiera el Vaticano se ha dignado a llamar el asunto por su nombre, ni con el farsante “Vicario de Cristo” actual ni antes. Y la “madre patria” y los “hermanos latinoamericanos” ni hablar. El resto del mundo, por supuesto, no va a hacer mejor papel, ni lo hará. Pero, en resumen de cuentas, los cubanos tienen la principal culpa, igual que la tienen los venezolanos de su propio desastre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.