Adiós a Antonia Rey. Por Juan Cueto-Roig

ANTONIA REY.

 La Habana, 10-12-1927 – New York 02-20-2019

Por Juan Cueto-Roig

Antonia Rey, primera actriz del grupo teatral cubano “Las Máscaras,” falleció el pasado 20 de febrero en New York. Antonia realizó una exitosa carrera en Cuba, en la compañía fundada por su esposo, el connotado director Andrés Castro. En 1957 inauguraron una elegante sala en un moderno edificio del Vedado, frente al malecón habanero, la cual les fue confiscada por la dictadura castrista a comienzos de la década del 60.

 En el exilio, siempre tenaz e indoblegable, Antonia actuó en inglés en más de 15 películas, una decena de programas y series televisivas y varias obras teatrales de Broadway y Off-Broadway.

 Copio a continuación mi introducción a la entrevista que le hice en 1999 para mi libro Verycuetos(pág. 51), que refleja la personalidad y el carácter de la actriz.

«A pesar de haber transcurrido más de treinta años, me recibieron como si hubiera sido ayer nuestro último encuentro: Antonia, locuaz y afable; Andrés, aunque limitado en sus movimientos, con la misma sana ironía y bondadosa sonrisa de siempre. Muchas veces, durante la entrevista, era él quien precisaba un dato o una fecha. Dijeron recordar al jovencito alto y delgado que iba una y otra vez a ver la misma obra en los distintos teatros donde actuaron en Cuba. Una noche, como premio a mi asiduidad, me dijeron: “Pagas el primer día, los siguientes entras gratis”.

Me sorprendió encontrar dos seres totalmente afianzados en el presente. Antonia, entusiasmada con la inminente posibilidad de una serie mundial entre los Mets y los Yankees, y hablando más de sus actuales quehaceres artísticos y los beneficios económicos que le producen, que de sus triunfos en Cuba.

Yo pensé que mi visita propiciaría un brindis al pasado, pero lo único que pude arrancarle a la actriz fue la añoranza de una puesta de sol en su terraza del malecón habanero, pero sin que ninguna emoción alterara la firmeza de su voz. Y, cuando miré a Andrés tratando de descubrir unos ojos llorosos por la reminiscencia, encontré sólo una sonrisa plácida e indiferente.

No obstante, hice las preguntas que pensé desatarían la nostalgia. Las respuestas, tajantes y carentes de todo sentimentalismo, son prueba del carácter positivo y práctico de la entrevistada. 

Sobre los actores y actrices que dieron realce a las artes dramáticas en Cuba, mencionó los nombres que yo esperaba oir, pero me pidió que no anotara ninguno.

Después de terminada la entrevista, la actriz me entregó un vídeo que recoge los últimos doce años de su labor teatral en Cuba. El filme destaca programas y fotos de las obras que interpretó bajo la dirección de Andrés Castro. Este material fue subrepticiamente sacado de la isla y constituye un valiosísimo documento histórico. Aparecen en él todos los miembros del grupo “Las Máscaras” y otras figuras del mundo teatral de aquella época.»

Juan Cueto-Roig.

Anuncios

One Reply to “Adiós a Antonia Rey. Por Juan Cueto-Roig”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.