Librería Altamira. Por Zoé Valdés

LIBRERÍA ALTAMIRA.

Según me cuentan, ayer cerró la librería Altamira de Miracle Mile, en Miami. Al parecer la subida del alquiler fue la causa.

La primera vez que fui a esa librería fue con mi hermano y con mi hija, nos llevamos tres jabas de libros. La atención de los magníficos dueños-libreros, verdaderos maestros del alma, no sólo fue maravillosa, fue conmovedora, y ninguno de los dos supo en ese momento quién era yo. Eran así, de generosos, con todos los que los visitaban, a todos sus clientes nos priorizaban por igual. Aman su trabajo.

Sólo me queda agradecerles por su amoroso cuidado con los libros y los autores, y por haber prestado desinteresadamente su espacio para presentaciones, encuentros, y conversaciones filmadas, algunos eventos de los que posteriormente fui protagonista y participante.

Mi abrazo en la distancia a la Librería Altamira, a sus magníficos libreros, y a los lectores que la visitaron.

Cuando una librería cierra de alguna manera la ciudad muere un poco.

Zoé Valdés.

Web de Altamira Libros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.