‘El alma en flor’: Respuesta a Elvira Lindo. Por Zoé Valdés

“EL ALMA EN FLOR”: RESPUESTA A ELVIRA LINDO.

 

Por Zoé Valdés.

 

No crean que me convertiré en la respondona de las señoras socialistas, y columnistas de El País, pero ante este artículo de Elvira Lindo, ‘El alma en vilo’ no puedo callar.

 

Lindo afirma que no entiende por qué sería “legítimo y perfectamente constitucional” abrir, según ella, las puertas al pasado. Bien, le recuerdo a Elvira Lindo que, a gente como ella, curiosamente, el fantasma del pasado de los comunistas jamás les da pavor. Aunque ella añade -faltaría más- contundente que no se trata de miedo. ¡Miedo, qué va, los comunistas no comen miedo! Se trata de no resignarse a una ideología “cañí”, entonces asume con vigor moral. Ah, ese vigor moral socialista que los convierte en pluscuamperfectos en cada uno de sus puntos y sus comas.

 

No, no les da repulsión el pasado de los comunistas, ese pasado que, por cierto, y por desgracia, sigue siendo el presente de muchos todavía, en lo que respecta a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

 

¿O será ese presente que Lindo y su “santo” varón (anda, término machista empleado por la autora en numerosas de sus columnas en ese mismo periódico que se presenta como el nec plus ultra del informativo feminista por excelencia y su pedestal) anhelan para España? ¿Es eso amar a su país? ¿Es votar con amor y respeto a la libertad y a la democracia vetar los anhelos del resto de sus coterráneos que viven, trabajan y pagan impuestos en España?

 

No recuerdo haber leído un artículo parecido destilado de la pluma de Lindo cuando Podemos entró en las urnas. Podemos ese partido del odio que no ha respetado ni la jornada de reflexión, ese partido comunista que ha recibido dinero robado al pueblo venezolano por la tiranía que lo sojuzga, cuyo pasado cuenta con más de 100 millones de víctimas en el mundo. No. Para Lindo, probablemente Podemos sea el futuro, nada que ver para ella con el pasado, incluido el pasado de España.

 

Pero además, qué harta estoy de estos progresistas que siempre que hablan de ellos piensan y se ven como el futuro, tan reviejos que están ya, con sus carcamales pensamientos de un progresismo que ellos con sus apartamentos neoyorquinos y sus salarios sin riesgo, que nada tienen que ver ya con la progresía, y más bien mucho con el inmovilismo y la comodidad carcamal, no representan; que estén repartiendo lecciones de que en el pasado todo ha sido bueno, y que el futuro debe pertenecer a lo que ellos han definido como buenos por una carta de supuesto derecho que se han sacado de la manga y porque les favorece, por qué, ah, coño, jamás pierden, jamás arriesgan, siempre insertados en esa ideología bien “cañí” y “chea” del sociata con el cubata en la mano.

 

En el pasado, señora, ha habido cosas muy buenas también. No todo ha sido desastroso y malsano. El pasado nos ha dado autores de derechas como Paul Morand, y como un José Martí, que por mucho que digan los castristas, fue un librepensador (porque era muy pobre -hoy en día sólo los ricos son de izquierdas) que escribió lo que pensaba del socialismo y del marxismo, que vivió en España y Estados Unidos, viajó el mundo entero, siempre arriesgando, y tanto arriesgó que una bala española acabó con su vida en Dos Ríos, Cuba.

 

De ese José Martí antimarxista, le traigo este poema, y disfrute, que no se trata de “el alma en vilo”, sino de “el alma en flor”. O sea, no vaya usted tan oscura a votar, vaya, clara y esperanzada, a ver si consigue alcanzar a José Martí cuando escribió esos versos. Y también esto: “Karl Marx es llamado el héroe más noble y el pensador más poderoso del mundo del trabajo. Suenan músicas, resuenan cantos; pero se nota que no son los de la paz”.

 

Zoé Valdés.

Este artículo fue enviado a El País, y no recibí respuesta.

Anuncios

2 Replies to “‘El alma en flor’: Respuesta a Elvira Lindo. Por Zoé Valdés”

  1. No le dé más vueltas, Zoe. Los medios de comunicación españoles están monopolizados por la izquierda, que tienen la superioridad moral desde hace mucho tiempo.
    A esta señora no la verás decir nada de Podemos, partido comunista –la ideología más criminal de la historia– que defiende las dictaduras venezolana y cubana. Y qué decir del PSOE y Sánchez, que levantan el puño y cantan la Internacional en sus mítines. En cambio, Vox, con su presidente Abascal al frente (un líder con un carisma sin igual en la política actual), que condenan toda dictadura y defienden la democracia y la unidad nacional, son lo peor de lo peor. Desde el pedestal progre y sectario del que escribe –el periódico El País, el Izvestia español, aunque de español tiene poco— nos da lecciones de democracia y falsea repugnantemente la realidad. Al igual que su compañera y todavía más sectaria Almudena Grandes (aunque de grande tiene poco) haciéndose la graciosa y negando la situación por la que está pasando el pueblo venezolano con la dictadura de Maduro, como comentaste el otro día.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Zoe, acertadísimo artículo , claro y honesto, saludos de un ferviente lector suyo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.