Cuando Berlanga pudo ganar Cannes y acabó en comisaria. Por Manuel Román

Con el tiempo, ¡Bienvenido, míster Marshall! se ha convertido en eso que los cursis llaman «una película de culto».

Origen: Cuando Berlanga pudo ganar Cannes y acabó en comisaria

Deja un comentario