La mujer que lloraba en un Ferrari – Arturo Pérez-Reverte

Se llamaba María de los Ángeles Félix, era mexicana y también lo más parecido a lo que en el cine clásico se consideró una diosa: bella, fría, morena, elegante, altiva, dura, cruel, sarcástica. La mujer que dijo Soy más cabrona que bonita o No te sientas mal si alguien te rechaza; la gente rechaza lo caro cuando no… Leer más

Origen: La mujer que lloraba en un Ferrari – Arturo Pérez-Reverte

Anuncios

One Reply to “La mujer que lloraba en un Ferrari – Arturo Pérez-Reverte”

  1. Arturo Pérez-Reverte siempre acierta en sus apreciaciones. Yo también admiré a María Félix desde mi tierna infancia y juventud.
    Claro, que admito que soy un “carcamal/dinosaurio”, y muchos de la nueva juventud posiblemente no saben quién fue María Félix.
    De ella se enamoró el compositor Agustín Lara, quien compuso la bella canción “Acuérdate de Acapulco María Bonita”:

    Acuérdate de Acapulco
    de aquellas noches
    María bonita, María del alma;
    acuérdate que en la playa,
    con tus manitas las estrellitas
    las enjuagabas.
    Tu cuerpo, de la mar juguete nave al garete
    venían las olas lo columpiaban
    y mientras yo te miraba,
    lo digo con sentimiento,
    mi pensamiento me traicionaba.
    Te dije muchas palabras de esas bonitas
    con que se endulzan los corazones
    pidiendo que me quisieras
    que convirtieras en realidades
    mis ilusiones.
    La luna que nos veía
    ya hacía ratito
    se hizo un poquito desentendida
    y cuando la vi escondida
    me arrodille pa’ besarte
    y así entregarte toda mi vida.
    Amores habrás tenido, muchos amores
    María bonita, María del alma;
    pero ninguno tan bueno, ni tan honrado
    como el que hiciste que en mi brotara,
    lo traigo lleno de flores
    para ponerlo como una ofrenda
    bajo tus plantas,
    recibe lo emocionada
    y júrame que no mientes
    porque te sientes idolatrada.

    Y hablando de Pérez-Reverte, recomiendo a la juventud española su reciente libro titulado “Una historia de España (2013 a 2017)”:
    http://www.perezreverte.com/libro/724/una-historia-de-espana/ Que comienza así:

    “Érase una vez una piel de toro con forma de España -llamada Hispan: tierra de buenos conejos :), les juro que la palabra significaba eso-, habitada por un centenar de tribus, cada una de las cuales tenía su lengua e iba a su rollo. Es más: procuraban destriparse a la menor ocasión, y sólo se unían entre sí para reventar al vecino que (a) era más débil, (b) destacaba por tener las mejores cosechas o ganados, o (c) tenía las mujeres más guapas, los hombres más apuestos y las chozas más lujosas. Fueras cántabro, astur, bastetano, mastieno, ilergete o lo que se terciara, que te fueran bien las cosas era suficiente para que se juntaran unas cuantas tribus y te pasaran por la piedra, o por el bronce, o por el hierro, según la época prehistórica que tocara. Envidia y mala leche al cincuenta por ciento (véanse carbono 14 y pruebas genéticas de Adn). El caso es que así, en plan general, toda esa pandilla de hijos de puta, tan prolífica a largo plazo, podía clasificarse en dos grandes grupos étnicos: iberos y celtas. Los primeros eran bajitos, morenos, y tenían más suerte con el sol, las minas, la agricultura, las playas, el turismo fenicio y griego y otros factores económicos interesantes (véanse folletos de viajes de la época)…”

    ¡ Para que disfruten de la tradicional sorna del autor, y …para que nadie se engañe con lo que tenemos actualmente en España !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.