Murió La Cardenala. Que en gloria no esté.

Se partió Jaima, La Cardenala del «Deshielo» (así la llaman), ya era hora. Una aliada del horror castrocomunista. Que el infierno lo acoja en su caldera mayor. ¡Siempre ‘en’ 26!
Zoé Valdés.

Una respuesta para “Murió La Cardenala. Que en gloria no esté.”

  1. Ya no pintaba ni daba color, o sea, su muerte no cambia nada. Por supuesto que hizo lo que hizo y eso queda, pero en resumen de cuentas, el Don Francisco es peor, y es el Sumo Pontífice. Además, los cubanos nunca fueron católicos como los polacos, ni de lejos, así que no se puede pedir mucha cosa.

Deja un comentario