Pagar, se trata de pagar. Por Zoé Valdés

No sé en dónde fue, por acá (Facebook) o por Twitter, que dejé un comentario en contra de la parentela parásita de los Castro: tíos, hermanos, hijos sobrinos, nietos, bisnietos… Soy de la opinión de que el primer dron que caiga debe ser dirigido en el orden siguiente: desde los más jóvenes hasta los más viejos. Exterminio total, que no quede el más mínimo vestigio de esa sangre infecta.

Bien, enseguida apareció la pandilla ‘buenista’ de turno: Que si los jóvenes no tienen la culpa de lo que hicieron sus padres, abuelos, tíos. El blablablá de la pendejitis aguda.

Lo voy a explicar. No me importa si tuvieron culpa o no. Se trata de que paguen con sus puercas vidas de nueva clase ricachona comunista, las cientos de miles de vidas robadas de inocentes que no debieron ser fusilados ni asesinados en falsos accidentes ni devorados por los tiburones. Es todo. Pagar, se trata de pagar.

Zoé Valdés.

Zoé Valdés en el Marais. Foto Félix Antonio Rojas

3 respuestas para “Pagar, se trata de pagar. Por Zoé Valdés”

  1. Pues si no tienen culpa de lo que hicieron sus mayores, que no se aprovechen del resultado de sus crímenes ni vivan de ello.

  2. Eres fabulosa!!! la embajadora de los cubanos en el exilio! MUCHAS GRACIAS!!

Deja un comentario