Mi defensa de Plácido. Por Cristina Seguí

No he conocido a Plácido Domingo, pero sí a muchísimas Wulf que han encontrado en las franquicias Me Too, un refugio misándrico.

Origen: Mi defensa de Plácido

Deja un comentario