Centenario de Benny Moré: Pueblo chiquito, infierno grande. Por Ángel Mendoza Camejo (segundo recuerdo)

Bartolo fue a parar a Vertientes a trabajar de jovencito porque allí vivían, y viven aún, varios familiares de él, de apellido Moré. Todos procedentes del centro de la isla, como muchos en aquellos tiempos detrás del trabajo en los años ’30 cuando inauguraron el central azucarero.
A fines de los ’50, recuerdo perfectamente a mi padre sentado con él y otros amigos bebiendo cerveza Cristal y yo en las piernas de Benny, él con un pantalón gris de rayas y unos bajos enormes, y que mi madre se ponía «verde».
Luego en 1960 creo, el Benny, como cada año, volvió a tocar en los carnavales y en esa ocasión «hizo historia» entre las beatas del pueblo, incluida mi madre y sus amigas, el que se apareciera con él -aparentemente como «ligue»- aquella rubia cantante lírica, Alba Marina, porque habían ido de gira a EEUU hacía poco y tal parece que «se empataron», eso dio pie a chismes en contra de «la rubia con el negro»…
…cosas de la época y de pueblos chiquitos… infiernos grandes.
Ángel Mendoza Camejo.

Deja un comentario