MISS TAL. Por Zoé Valdés

En cuanto a Miss Universo. Que los veo ahí con la lengua afuera esperando a que yo diga algo, cualquier bobería. Bueno, desde que enviaron a un tipo con una manguera entre las piernas me he desinteresado completamente del tema, que tampoco era que me interesara antes. No, para nada. No existe mujer más hermosa que la que no se exhibe. Lo he dicho yo. Y, como escribió Marcel Proust, el novelista y no el Prú oriental: «Las mujeres hermosas son para los hombres sin imaginación».

Aparte, todo ese asunto de competencia acerca del físico me resbala desde que conocí de su existencia, que me parece de una banalidad y de una hipocresía absolutas.

Dicho esto, la joven con porte masculino que lo ha ganado porque dicen que habló maravillas (¿es un concurso de belleza o de oratoria?), no era la más bella a mi juicio. Puedo estar equivocada, no soy experta en belleza femenina. Tampoco vi el evento, sólo juzgo a partir de fotos que he apreciado un poco más tarde.

Pero, si iban a premiar a una afro tal, pues la Miss Haití es, siempre a mi juicio, muchísimo más bella que esta sudafricana, que además hay cocotimbas cagonias que le dan punta y raya.

Y ya puestos, que la sudafricana habla tan bien, de manera tan elevada, y humana, debiera denunciar la masacre de blancos que se ha cometido en su país, Sudáfrica, en los últimos años, bajo el silencio y la complicidad mundial.

De nada.

Zoé Valdés

3 respuestas para “MISS TAL. Por Zoé Valdés”

  1. Concuerdo 100% con Zoe. La haitiana y las de Belize y USVI eran varias dimensiones más bellas que la africana. Y la oratoria o su capacidad para expresarse debería servir solo para un desempate en caso de 2 o 3 mujeres con belleza muy similar.
    Quedó demostrado que actualmente en el concurso de Miss Universo no escogen a la mujer más bella del mundo sino a la más políticamente correcta o políticamente conveniente para ser usada como bandera del globalismo izquierdoso.

Deja un comentario