Las cartas secretas de T. S. Eliot ven por fin la luz

El Nobel pidió a su musa Emily Hale, destinataria de las 1.131 misivas, que las quemara, pero ella le traicionó, donándolas a la Universidad de Princeton, donde han permanecido selladas durante cincuenta años

Origen: Las cartas secretas de T. S. Eliot ven por fin la luz

Deja un comentario