Ídolo. Por Zoé Valdés

Nadie lo suelta…

Lo voy a soltar yo: el Moñeta le ha dado una ‘dichavá’ al ayatollah que todavía debe de estar cosiéndole el dobladillo al batilongo ese que se pone, acotejándose la toalla jorobá en la cabeza, el blúmer por los tobillos y, al camello se lo fumó por el ojete.

El Moñe no sólo le dio tafia al terrorista, además hizo que en su desesperación el ayatollah tumbara un avión de pasajeros. Quedando como lo que son, aunque el mundo no quiera verlo: unos criminales chapuceros.

Lo del Moñe en ajedrez se llama jugada japonesa ‘zugzwang’, término alemán usado por Guillermo Cabrera Infante. Cualquier movimiento que haga el otro empeorará su posición. Ídolo.

Bah.

Zoeño

Una respuesta para “Ídolo. Por Zoé Valdés”

Deja un comentario