Ojos almendrados, pelo negro. Por Zoé Valdés

OJOS ALMENDRADOS, PELO NEGRO.

 

Por Zoé Valdés.

 

Fue una de las mujeres más bellas del Tout Paris de su época, pero lo que es todavía más importante, además fue de las más brillantes, por encima inclusive de algunos hombres. De casta le venía al galgo, como dice el viejo refrán, su padre era el poeta parnasiano José-María de Heredia, nacido en Cuba bajo la Corona Española, que escribía en francés, autor de Les Trophées, entre otros libros imprescindibles, y que llegó a ser elegido Miembro de la Académie Française mucho antes que el insigne Paul Verlaine.

 

Marie de Heredia habría podido nacer en la isla si sus padres no hubieran viajado y no se hubiesen instalado en París.

 

La joven Marie, conocida después que se casó con el poeta Henri de Regnier como Marie de Regnier, que firmaba sus libros con el nombre masculino de Gérard d’Houville, o a veces sencillamente como Gérardine, cautivó con sus ojos azabaches almendrados, su pelo negro y abundante, la fuerza de su pluma y de su verbo, a una gran cantidad de caballeros ilustres cuyos nombres hicieron historia en las Letras francesas.

 

Varios libros y exposiciones le han sido consagrados en Francia, notablemente la novela Les Yeux Noirs (Los ojos negros) de Dominique Bona, y la Exposición ‘Marie de Regnier, musa y poeta de la Belle Époque’, en la Biblioteca del Arsenal, donde la autora de Le Séducteur (El seductor), novela inspirada en su padre, al que ella imaginaba en los campos cubanos enamorando ingenuas campesinas, residió con sus padres y su hermana, cuando José-María de Heredia fue nombrado flamante Director de la Biblioteca del Arsenal.

 

La joven vivió durante bastante tiempo en el lujo. De hecho, les tocó mudarse al barrio 8, en plena Avenida de los Campos Elíseos, en un vasto apartamento, donde el respetado y admirado Heredia brindaba las fiestas más extraordinarias y divertidas, así como las tertulias de mayor enjundia literaria, con la asistencia de las celebridades más selectas que frecuentaban a la familia.

 

De tal modo conoció al que sería su marido, el poeta Henri de Regnier, que acaudalaba una muy buena posición económica. También conoció, más tarde, al que sería su amante (¿qué esposa que se respetara no poseía un amante en el París intelectual y artístico del Art-Nouveau?), y padre de su único hijo (reconocido por Regnier como su hijo, sin embargo), el novelista Pierre-Louÿs, autor de La femme et le pantin (La mujer y el pelele) llevada al cine en varias ocasiones, una de ellas interpretada por Marlene Dietrich y la otra por Brigitte Bardot. Se dice además que Marie inspiró al personaje de Manasydika o Manasika en la novela erótica de Louÿs Les chansons de Bilitis, que fue adaptada a la gran pantalla en los años ochenta por el fotógrafo y cineasta David Hamilton.

 

Marie y su familia debieron experimentar momentos de dificultades económicas, por breves etapas de su vida. No todo fue doradura y comodidades la mayoría de las veces. Lo que le sirvió para forjarle el carácter, y convertirla en una observadora y participante activa de todas las clases y ambientes que rodearon su existencia.

 

Su amor por Pierre Louÿs y el de él por ella dieron lugar a las obras más hermosas de la literatura francesa de amor y erotismo, tanto las de su autoría como las de él, y a sesiones de fotos de desnudos, que fueron mostradas por primera vez en la Exposición de la Biblioteca del Arsenal, y que le tomó el propio amante. El cuerpo de Marie era muy blanco, senos pequeños, anchas caderas, trasero prominente, cabellera en cascada larga, ojos y rostro innegables de una audaz cubanita.

 

La obra de Marie de Regnier es muy extensa, basta citar algunos títulos de novelas: La inconstante, Esclava, Tiempo de amar, El seductor, Muchacha, Peor para ti, La novela de los cuatro, El niño, La vida amorosa de la Emperatriz Josefina… Una obra plena de novelista, y también de cuentista, dramaturga y poeta, que le valió el Premio de la Academia Francesa por el conjunto de todo su trabajo. Ella fue la primera en recibirlo. Una mujer, de origen cubano, a la que se le distinguía con la estrenada edición del premio más prestigioso y anhelado de la época, por su inteligencia, coraje y visión del mundo. Años más tarde también recibió la condecoración Gran Prix de Poésie de la Academia Francesa por su obra lírica.

 

Muy pocos cubanos conocen la existencia de esta mujer que batalló por el amor y por la literatura desde varios flancos, y que estuvo siempre del lado de su padre, y del de Cuba.

 

No obstante, no vaciló en casar a su hermana menor, Louise, ya muy enferma de tuberculosis con Pierre Louÿs, su amante. De tal manera podía convivir con él, cuidar de la hermana enferma, y todo quedaba en familia. Nunca se separó de su esposo, educó a su hijo en los valores de dos grandes culturas, la francesa y cubana.

 

Marie de Regnier es muy recordada en Francia, y desdichadamente en la misma proporción, olvidada en Cuba. Uno de sus descendientes, Christophe Girard, es hoy el Encargado Cultural de la Alcaldía de París. Durante años condujo con muy buen tino la Alcaldía del barrio 4 -donde vivo-, más conocido como Le Marais.

 

El edificio donde resido queda situado a pocos pasos de la Biblioteca del Arsenal, la visito a menudo. Consulto allí los textos de teatro, que son la especialidad de la institución. Pero, sobre todo, imagino que por uno de sus recintos algún día de ensueño iré a tropezarme con el fantasma de Marie de Heredia, Gérard d’Houville. Para cuando eso suceda, ya tengo preparada la conversación que me revelará ante ella.

 

Zoé Valdés.

 

 

En la portada foto de Marie de Regnier

 

Desnudo de Marie de Régnier por Pierre Louÿs

 

Marie et Henri de Régnier

 

Marie de Régnier por Jean-Louis Forain

 

Marie de Régnier

 

Marie de Heredia, 17 años, por Rosalie Pillaut-Riesener

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marie de Heredia - Photos de Pierre Louÿs

 

Photos de Pierre Louÿs.

3 Replies to “Ojos almendrados, pelo negro. Por Zoé Valdés”

  1. Maravillosa historia,como todo lo que publicas.Que fascinante vida,y que mujer tan brillante y enigmatica,ademas sexy y atrevida.Gracias Zoe,tus lecturas son de las mejores cosas que me pasan a diario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .