La jodientina de los Césars. Por Zoé Valdés

La ‘soirée’ de entrega de los Premios César del cine francés sigue dando que hablar. Muchos actores y actrices han salido en defensa de Roman Polanski, como ha sido el caso de Lambert Wilson y Fanny Ardant; además se amontonan las críticas contra las improvisaciones desagradables de la presentadora principal, Florence Foresti, entre otros.

Florence Foresti aprovechó para burlarse físicamente de algunas personalidades, entre ellas de Polanski, llamándolo de todo, aunque no fue la única, también hubo un chiste pesado contra la actriz Catherine Jacob (vaya, creo que es otro apellido judío)… Bien, a mí, debo decir, que Florence Foresti me resulta antiflogitiníca, un verdadero cero a la izquierda, nula, pretenciosa, anodina. Sus espectáculos nunca me han hecho más que sonreír de medio lado. Pero, verdaderamente, ya que estamos en esa cuerda, donde ella misma nos situó, debo decir que Foresti es de estas comediantes que no tienen por dónde agarrarlas desde el aspecto físico. Enana ella también, canillúa (al parecer están de moda), ‘cuadrá’ de cintura, y con una cara de boxeador lastimado que no hay quién se la zumbe. Mediocre, pobre de inteligencia, tontorrona y mala actriz. En España tiene un equivalente: Eva Hache, aunque un tin mejorada.

Dicho. Bah. P&C.

Zoé Valdés.

2 respuestas para “La jodientina de los Césars. Por Zoé Valdés”

Deja un comentario