Carta a Donald Trump con relación a un artículo de Mauricio Vicent. Por Ramón Muñoz Yanes

No te llegará pero te escribo, me asiste la razón y la justicia.


Sr. Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump:


Según una columna publicada en el rotativo español El País, firmada por el periodista Mauricio Vicent con fecha 25 de marzo, se han impulsado varias medidas para que usted durante la crisis mundial provocada por el Coronavirus, ceda en su postura en relación a la dictadura comunista que desde hace seis décadas se alza sobre los hombros del pueblo cubano.


Según este artículo, un denominado ´´académico´´ llamado Carlos Lazo, cuya relevancia en medios cubanos surge por enseñar a cantar a estudiantes adolescentes norteamericanos sobre Cuba e incentivar viajes entre los jóvenes a la isla cárcel de once millones de cubanos. Este tildado ¨académico¨ proselitista de la barbarie comunista por la prensa cubana, escribió una carta abierta a su persona con el fin de derogar la Ley Helms Burton por razones humanitarias momentáneas.


Al parecer este ¨académico¨ del servilismo y la genuflexión a la dictadura comunista más longeva del hemisferio occidental, olvida que crisis humanitaria es el manto de osamentas, que cubre los fondos del Estrecho de La Florida, de miles de cubanos ahogados intentando escapar de la miseria impuesta desde hace sesenta años. Carlos Lazo olvida los niños masacrados por la élite dictatorial cubana en el remolcador 13 de Marzo, a los miles y miles que han padecido prisión y torturas, a la carencia de libertades elementales como la libertad de elegir u votar libremente. Eso es una crisis humanitaria que el ¨relevante¨ académico de canciones y viajes a Cuba al parecer no visualiza, afecto de un daltonismo selectivo para los desmanes de la dictadura comunista de la Habana.


Jamás una misiva a un presidente estadounidense estuvo tan cargada de vileza e irrespeto a un pueblo, más aún cuando ha sido firmada por el embajador de la Unión Europea en La Habana, Alberto Navarro. Que lleve esta firma de un funcionario español no asusta, es esperada, máxime cuando varias empresas españolas en su mayoría del sector turístico han lucrado con la miseria del pueblo cubano durante décadas. El pueblo de Cuba conoce la fetidez de esas manos firmantes desde épocas de la colonia, pero más aún desde enero de 1959.


Como cubano, le solicito en nombre de todos los fusilados, los ahogados en el Estrecho de La Florida, los asesinados, los presos, los opositores y todos los ciudadanos cubanos que sufren la dictadura de seis décadas, que obvie como corresponde la vil misiva a la que hago mención. La única solución del problema cubano es la desaparición definitiva de la dictadura que coarta sus libertades más elementales. Eso debían saberlo el ¨académico¨ al servicio de la bestia de Birán y su secuaz europeo.


Mis respetos,

Dr. Ramón Muñoz Yanes.
Marzo, 26 de 2020.

Deja un comentario