Ayparfavar… ni gracia ni ritmo…

Deja un comentario