Periodismo porcino. Por Ramón Muñoz Yanes

Periodismo porcino.

La noble profesión de periodista, a veces comete pifias genéticas y salen a la luz, quienes prestan su condición de informadores públicos, para calzar la de por sí ya mala imagen de una dictadura.
En Cuba hay hambre y basta con mirar las enormes colas a las puertas de los establecimientos, pero no solo ahora en ocasión de una pandemia global, en Cuba han existido colas siempre y para todo, desde un pan hasta un calzoncillo. Todo requiere una cola, hasta para irse del infierno comunista tienes que hacer cola frente a una embajada.
Usted puede sacar estadísticas de cualquier organización dominada por la izquierda internacional, yo dispongo de la aplastante lógica. ¿Por qué tres millones de cubanos, casi un tercio de la población vive en el exilio? ¿Cuba tendría tantos imbéciles que tres millones de ellos han dejado el paraíso proletario? Cualquier certeza absoluta como ésta puede ser discutible desde alguna perspectiva o el absolutismo enfermizo de un comunista, pero de ahí a afirmar que en USA y España hay carencias de alimentos, es ir a pecho descubierto a mentir a su pueblo. Deberían retirarle el título de periodista. ¿Cómo se puede vivir con esa carga en la conciencia? Sin embargo, lo hace movida por el hambre, por su permanencia en el trabajo. Es una inmoral pero dispone de atenuantes.
La libertad de Cuba se enfrenta a un millón de atenuantes, en el exilio viven miles de altos oficiales de la Seguridad del Estado, escoltas de Fidel, artistas, comentaristas, que viven del mercadeo de hacer públicas sus vivencias, de narrar momentos de sus etapas de policías represores, pero lo más triste es que su rating televisivo se lo dan sus propias víctimas exiliadas. El cubano es nostálgico y la dictadura lo sabe. Los mismos actores que en Cuba requerían pertenencia incuestionable a la dictadura hoy hacen los mismos programas sangrones en USA y además tienen éxito. Los mismos opositores en Cuba, siguen haciendo oposición desde Miami, mientras ves en sus directas como entra el billete a raudales de donantes imbéciles, nostálgicos y casi seguros, de que Miami es un municipio de Cuba, como si estuvieran enfrentando a la dictadura.
Por Dios, el personaje del Tabo recorre Miami y Alberto Pujols, el actor, recibe aplausos a diestra y siniestra. ¿Aplaudirían los judíos de la diáspora a un actor que vivió años de interpretar a Goring? La lista es interminable e Irma Shelton ha visitado Miami, también el Bigotudo del NTV. Qué si la libertad, que si las leyes de EEUU, Ping…! ¿Cagarse en la madre de alguien es un delito? Pues tenemos que comenzar a pagar multas, coño, que la libertad no es gratis.
¿De qué se asustan, de que digan que en USA y España no hay comida? Bastante buenos son, si fueran honestos dirían en el NTV que hace sesenta años dominan a un pueblo esclavo, tan perros que se creen los sueños narrados en las redes y de que Almagro está a favor de la libertad de Cuba.
Sigan enseñándole neveras repletas a Irma Shelton, que ella y sus jefes les devuelven carcajadas, la misión ya fue cumplida. Le enseñan la nevera a Irma Shelton y luego mandan su remesa a Cuba. Ustedes si mantienen la dictadura y no Irma Shelton, cállense la boca, inmorales.
Mientras más grandes, más comemierdas. Fuma, coño, Sebastián y pásame el cabo.
R.Muñoz.

Deja un comentario