Disculpadme si me pongo superdrástica, tías. Por Rebeca Argudo

Lo grave del vídeo filtrado de La-que-no-debe-ser-nombrada no es que diga “o sea” o “tía” continuamente. O que tenga acento pijoflautil, poligonero o amarquesado, que yo no soy capaz de distinguirlo. Yo por el acento no sé si alguien es gaditano o de Valladolid, no diferencio a uno de Pitis de uno de La Moraleja. Yo solo distingo a los murcianos de todos los demás.

Origen: Disculpadme si me pongo superdrástica, tías – EL ESPAÑOL

Deja un comentario