Entre el vuelo y la trituradora. Por Zoé Valdés

Escribir me provoca cada día más dolor. Entrar en la palabra es como si me hundieran un sable y me lo revolvieran en las tripas con encono.

Pintar me sana, pintando me olvido de todo, hasta de mi mano. Mi mente se filtra entre las pinceladas, amalgamas y tibios colores. Vuelo.

Lo malo es volver a mi, aquí, y anhelar otra vez la trituración por la escritura.

Zoé Valdés.

Una respuesta para “Entre el vuelo y la trituradora. Por Zoé Valdés”

Deja un comentario