Que no te ciegue la pasión. Por Zoé Valdés

QUE NO TE CIEGUE LA PASIÓN.

El Moñe no es un promotor cultural ni un mecenas obligado. Es el Presidente de USA. Probado de que es un excelente administrador y gestor económico, porque en plena ‘plandemia’ ha sido el único en el mundo en generar empleo, y en enviar cheques.

Además de que, sabido es, los presidentes no suelen seguir ni continuar los gustos estéticos y artísticos de sus predecesores. Si el anterior resaltó sus preferencias por el jazz y la conga miamense de los Estefan, o prefirió al Chucho Valdés y BeyonChé con sus mensajes de enviado y dominatriz politiqueros, el próximo se alejará de todo lo que le recuerde eso mismo.

El Moñe por lo visto es más del rock, del Country Music, y del rap, así como de la balada. Comparar la fineza y la elegancia de Frank Sinatra con Estados Unidos, como ha hecho recientemente, es sin duda una prueba de muy buen gusto musical. Durante décadas le ha brindado trabajo a músicos y artistas en sus hoteles y casinos, además de firmar el Modernization Music Act, lo que me recuerda Danny Rojo.

Mientras que bailaba con la bellísima Primera Dama su primer baile presidencial, al son de La Voz entonando My Way, recordé que en una entrevista El Cambolo Empotrado declaró que detestaba la música, toda la música, salvo los himnos patrióticos, única música que consumía de vez en cuando.

Bah y recontrabah. P&C.

Zoé Valdés.

Deja un comentario