Ernesto Lecuona, el prodigio de Cuba. Por Ricardo Bada

Hace 125 años, en Guanabacoa, el 6 de agosto de 1895 (aunque en su lápida sepulcral, en el cementerio neoyorkino Gate of Heaven, de Hawthorne, consta que fue el día 7) vio la primera luz del mundo una criatura a la que sus padres bautizaron como Ernesto Sixto de la A

Origen: Ernesto Lecuona, el prodigio de Cuba

Deja un comentario