La hijaza del tirano Raúl Castro manipula las creencias religiosas del pueblo cubano


Por Redacción Una vez más Mariela Castro, la Hijaza del tirano Raúl Castro, casada desde hace algún tiempo con un italiano, manipula desde su cuenta Twitter el rumbo que los cubanos debieran -según ella- tomar con sus creencias religiosas. Para Castro III, la heredera en el orden dinástico castrocomunista, los cubanos opositores o desafectos al régimen que impera en la isla desde hace más de sesenta y un años no tienen derecho a venerar a sus santos, y mucho menos (también en sus palabras y hablando por esos dioses) a servirles sus ofrendas porque de ninguna manera éstos aceptarían los girasoles de los que se han enfrentado y se enfrentan a diario a la tiranía castrista. No es la primera vez que Mariela Castro Espín hace uso de su poder de heredera para denostar el panteón religioso de los cubanos y burlarse de ese pueblo obstinado por el hambre y la desesperación. Y, tal como hizo su madre, Vilma Espín, con la Federación de Mujeres Cubanas, y ahora ella desde la CENESEX, solamente las personas leales a su ideología partidista y comunista debieran arrogarse el derecho a ser: mujeres, homosexuales, y este caso, creyentes. Mariela Castro Espín también ha dado prueba de ser una aparatchik ultra-extremista en toda regla, cuando en el pasado atacó al fallecido escritor Reinaldo Arenas, cuya homosexualidad ella no tolera pues afirma que la usó para beneficiar publicitariamente a su obra; del mismo modo agredió verbalmente a un periodista de HispanoPost que intentó entrevistarla en uno de sus frecuentes viajes a Europa, concretamente a España. Al parecer la señora Castro III reúne en ella el odio y la implacabilidad propios de su tío y de su padre.

Origen: La hijaza del tirano Raúl Castro manipula las creencias religiosas del pueblo cubano

Una respuesta para “La hijaza del tirano Raúl Castro manipula las creencias religiosas del pueblo cubano”

  1. Lo clásico de Marielona Castro, …arrogarse con poseer la VERDAD ROBOLUCIONARIA.

Deja un comentario