En la época en la que todos lo veneraban, menos yo…

Ahora es al revés…

Deja un comentario