Por aquellos días de Danzig en Marianao –

Por Julio César Soler Baró. Cuando esto llegó al barrio, al barrio todo llegaba con dos y hasta con cinco años de retraso, hacíamos una sola comida en casa, una sola en todo el día: col y enormes frijoles carmín durante las dos últimas semanas de cada mes, a veces literalmente a diario. Recuerdo que un día mi madre al verme intentando comerme aquella monotonía vegetal me dijo apenada: mijo no […]

Origen: Por aquellos días de Danzig en Marianao –