Lo que trajo el barco –

Por Catriel Leiras. Mientras en el país del coño sur, Argentina, donde por cierto nací yo, hay aún una enorme cantidad de la población de a pie que sostiene un sospechoso amor por Cuba y su “política”, que en su ignorancia podría “perdonársele” craso error; también existe otra parte de esa misma población (muy destacada ciertamente) la intelectual, y son los que más picazón me provocan, de hecho me irritan. Vea, […]

Origen: Lo que trajo el barco –

Una respuesta para “Lo que trajo el barco –”

  1. Ese amor no es nada sospechoso; es sencillamente despreciable o, en el mejor de los casos, profundamente penoso. Por supuesto, es uno de los rasgos definitorios de los letrinamericanos, una especie con la cual ni me identifico ni quiero que me confundan. Ser cubano ya es suficiente bochorno, y no tengo ninguna intención de asumir bochorno ajeno.

Deja un comentario