A Su Santidad Papa Francisco –

Por María Victoria Olavarrieta. Los católicos cubanos, desde que empezaron las protestas en Cuba estamos esperando que usted alce su voz. Duele mucho que mientras reprimen al pueblo que salió a las calles pidiendo libertad, usted tenga palabras para felicitar el triunfo de Argentina en la Copa América, hable de los residuos plásticos en los mares y no haya hecho una oración en público por los muertos, los detenidos, los desaparecidos […]

Origen: A Su Santidad Papa Francisco –

3 respuestas para “A Su Santidad Papa Francisco –”

  1. De eso no se puede esperar nada ! Comunista

  2. O se equivocaron los Cardenales en el cónclave, o se equivocó el Espíritu Santo…al elegir a Bergoglio.

  3. Dios escribe derecho en renglones torcidos.
    ¡Me causa intriga que le exijan al Papa acciones, sus enemigos!
    Que escriban y publiquen una carta al Papa en todas las redes sociales y no se la envíen a él.
    Me recuerda aquello cuando, tentaban a Jesús, para hacerlo quedar mal, a condenar a la adúltera y Él respondió «quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra» o aquellos de los denarios y respondió «dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios»
    ¿Por qué?
    No me cabe duda la mano de quién está metido en esto.
    Es parte de nuestra vida desde todos los tiempos. No somos famosos, no somos santos, pero sí muy pecadores en el lugar donde se recorre el camino a la santidad, si se pudiera, porque son pocos los santos. Y mucho menos el que señala con daño y malicia. Al mundo no le gusta la Iglesia involucrada en política y la Iglesia no lo es… entonces ¿por qué la tientan como a Jesús?
    Por otra parte haga o no haga siempre quedará mal.
    Yo veía el Ángelus y al final de este el Papa se dirigió a los cubanos presentes dándole palabras de apoyo y fe. ¿Por qué no lo vio usted antes de hablar?
    ¿Qué quieren del Papa?
    Que vaya a pelear a Cuba o quitarle el prestigio…
    El mal se apoya en cualquier mano, en cualquier voz…
    En cualquier medio de comunicación desde todos los tiempos.
    Pero al final…. ¿quién va a ser más atacada por el mal, que la Iglesia de Jesús? Siempre hemos estado avisados.