BLANQUITA AMARO: A LA HABANA ME VOY

Cuando a La Habana se podía viajar tranquilamente…