El candelabro y la provocación.

Pueden leerlo en Zoé en el metro. Foto:EFE.