El trofeo para los chivatientes: Un retrato de Fidel mientras lee un periodiquillo provincial matancero. ¡Jajajajajajajajaja! Eso sí, enmarcado, para que nadie se limpie el fondillo.

  Gracias a Reinerio Ramírez Pereira por el video.