¿Robó el amante de Lorca su cadáver? Por Carmen Sigüenza.

El Mundo.