Recordando a un amigo: Joaquín Nin-Culmell.

Llegué a París en 1995, para empezar mi exilio definitivo, a los pocos meses de ser publicada La nada cotidiana, recibí la primera carta de Joaquín Nin-Culmell, se refería a … Sigue leyendo Recordando a un amigo: Joaquín Nin-Culmell.