Viene el Papa, pero no las papas. Por Pablo Méndez.

Cubanet.