«Iros» entra, pero no cunde el caos

Origen: «Iros» entra, pero no cunde el caos